22/12/09

PostHeaderIcon Los avatares de Avatar

Lo último de James Cameron convence pero no asombra. Toda la imaginería visual de la que hace gala el film, se desluce a causa de un guión débil, manejado al antojo de unas pretensiones comerciales de entretenimiento. Hoy seré menos lírico y más prosaico de lo habitual.
Convence, porque la historia nos lleva de lleno a la ciencia ficción de siempre, y porque la acción está bien estructurada. Convence, porque es un gran producto, un buen negocio. Convence, porque la elección de actores es correcta, y los personajes son creíbles. Convence, en definitiva, porque se nota el trabajo de muchas personas en el resultado final, sobre todo en cuanto al montaje se refiere.

A partir de aquí, os advierto... No voy a ser tan benévolo.

La historia es predecible, la música brilla por su ausencia, demasiados vídeos ¡hay qué bonito es todo!, la acción en la mayor parte de las veces precipitada en cuanto a que es introducida un poco a regañadientes, personajes planos como el papel, tópicos de la ciencia ficción y de las películas de aventuras, mechas o robots tripulados por personas con mayor agilidad que una contorsionista china, un planeta todo verde y precioso donde nunca llueve o donde nunca se ve el sol, y donde los bichos respiran y los humanos no, lo que indica un incremento del nitrógeno e hidrógeno, ya que, lo siento, pero la materia con vida conocida es a partir del carbono, lo que nos lleva a la cuestión de, ¿cómo diablos es todo verde?, no me jodas, ¿acaso no le han explicado a tito James lo del oxígeno y los colores a causa del reflejo y refracción de la luz tras años de evolución y aclimatación biológica?, además, si las personas no pueden respirar salvo con ayuda, ¿de qué gases está hecha la composición de ese ecosistema?, y ¿cómo es posible que no se produzcan combustiones espontáneas después de tantos tiros?, y además, ¿por qué no vemos sexo entre alienígenas, ya que la película es una pura y ascética pornografía visual de efectos, porque no volverse explícito ya de una vez por todas?, y, ¿por qué es todo tan, tan, tan jodidamente bello, hermoso y graciosamente gracil?, ¿dónde las cosas feas, los pantanos, las ciénagas, los engendros, los bichos malos porque sí, los hijosputas, los traidores, los anarquistas, los militares de verdad y no una panda de mercenarios sin ideales y sin lógica, sin apenas sentido, y dónde están las cosas que deben de estar en una película que ha costado tropecientos millones de dólares que nos retrata a una naturaleza, a unas fuerzas atávicas y un telurismo propio de Barrio Sésamo, a sabiendas de que la naturaleza es la más puta de las fuerzas en conflicto que los seres vivos puedan conocer? Uf, necesito coger aire...

A tomar por culo la ciencia y la lógica, olvidemos todo rigor. Al menos que nos den una historia de puta madre, con cosas, con rollos, con malos rollos, con asesinatos, con violaciones, con suicidios, con accidentes, con mentiras, con verdades, con falsas mentiras, con falsas verdades, con un final a medias, con un final final, sin final, sin principio, in media res, elipsis narrativas, prolepsis, juegos temporales, juego espacial, división estructural de la narrativa, narrativa fluida, narrativa lenta, espesa, lírica, prosa, elocuencia, solvencia y eficiencia, diálogos breves y extensos, entrecortados, silencios, gritos, chillidos, el miedo a la muerte, el miedo a la vida, el miedo al amor, la fuerza de la voluntad, la fuerza de la inercia intelectual, la fuerza de la fe, la duda, la duda de la duda y la pregunta de qué es la duda en un mundo sin preguntas, la religión, los dioses, el universo, el cosmos, el infinito, el horizonte, las pequeñas cosas, las pequeñas ideas, los pequeños valores...

Todo esto, son tan solamente, algunas ideas para la historia de una película cualquiera. "Avatar" entretiene, ¿y?

0 comentarios:

Temas

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.

Bidi

Bidi